lunes, junio 02, 2008

quiebre.


Toda mi ternura,
todo mi oscuro despliegue en este
títere aguzado por la noche.

Ojalá pudiera seguirme entre éstas líneas,
ojalá pudiera curarme.

(de mí)

Ellos gritan sin amaneceres porque
les punza el témpano
yo me tengo en cambio sólo enferma
y falta de huesos sin niebla.

(me desvisto)

Los huecos se van hundiendo;
es simplemente decir que no hay muela
que sepa alojarme.

Es sentir entonces que puedo caerme dentro
para corroer sus manos con mi inconsciente ácido.

(se incinera)

Todo es siempre poco.

2 comentarios:

M- dijo...

que lindo

M. dijo...

(gracias)

dos