lunes, marzo 01, 2010


Las rocas son divertidas, perro. (nos avientan al sol, nos desprestigian)
Las rocas son divertidas, parra. (nos abren a las ramas del árbol,
colaboran con la desfiguración,
se aferran como locas al andar inconvenido)

También yo sé de las nubes,
me ayudaron a nadarte bebiendo la pose de la unión entre el reno y la lagartija iracunda;
es decir
Kipling tiene sueño, yo aseveraciones cansándose.

(y)

Puede que los elefantes me hayan soñado siniestra,
que aullar sea entonces el nuevo latido del roce que cosés
en la noche a tientas.

Mi risa, tentarme, morir abierta,
todo eso es tan lindo
y el viento sufre, tonto
todo eso es tan bonito.

(a Brasil le importa menos
mi lenguaje)

Tan bonito de tan lindo, hermoso.

Tanto tanto,
(el piano hablándole a las ojeras de los brazos con nombre)


(el libro de las tierras vírgenes- Kipling, me acordé del 2009,
traducciones - sábado 27 con Migue,
audición de piano - sábado 27 Verónica,
la voz - le monde
-ahí están los poemas-)


.

1 comentario:

Homotonto dijo...

Las rocas estan hechas para romper
todo aquello que merece ser
transformado o transfigurado.

Aullar y morir de risa es lo que queda, porque cuando uno se queda atónito esperando respuestas,
desperdicia su magia,
desperdicia su creación.

no desperdicias porque hay,
y mucho.

aaaaaaaabrazo crujiente.