domingo, marzo 07, 2010



Hablaban del terror al invierno y se anudaban los brazos. Disfrazar soles es idea de un pez con olor a muerto, y la sangre espesa, esperar a su circulación, anula mi inocencia entre cada uno de los vientos. La crudeza genera ruegos que me colman de una sed disuelta cuando nadie más quiere bailar. Y acá el humo, tu niebla, el fuego.




.

2 comentarios:

Homotonto dijo...

Bestia.

eso sos.

m. dijo...

ay no

quiero ser linda y buena
y contener



quién lloriquea?


hola domingo, cómo estás? gracias por los pispeos, muerte a tu desidia dominguera, lux es divina lero lero leftraruh

te abrazo