viernes, noviembre 03, 2006

huracán.

Me querés llevar
no me voy a dejar arrastrar
no sé.

No quiero
pero me llega al alma
no sé muy bien qué,
no quiero ser así
pero hay algo que me lleva
no sé qué hacer
en serio

no sé.

Mi corazón no está preparado para esto.

Enterrame.


3 comentarios:

Juana Banana dijo...

hoooolaaaaaaaaa, otra vez yo, Juana, que tal???

muy buen blog, tb, che! de que signo sos, marcita???

Juana Banana dijo...

para Mar: nena!!! que pasa con los noviecitos??? mmm, mucha actividad en la casa 7, estamos empezando o culminando una relacion??? bueno te digo que estas renovando tu vision de la pareja, quizas, te estarás volviendo más celosa?? mmm, cuidado con los celos, y la necesidad de "castracion del ser amado" no pertenecemos a nadie, ni nadie nos pertenece!
como sos muy jovencita te diré, que no tomes decisiones por puro impulso o locura, con respecto a tu sexualidad y con respecto a los noviecitos, estas en un periodo de pleno descubrimiento del sexo, del "otro" del yo con el tu...
como es un mundo nuevo, queremos conocerlo rapido, ya, aventurarnos a lo desconocido no?? bueno en ese descubrimiento del otro, te revelas distinta a lo que pensabas, como siempre fuiste muy libre, ahora te das cuenta de que el amor puede tener cadenas...pero solo las que hemos inventado para encarcelar al otro, o a nuestra alma...
te estas descubriendo, Mujer, con todas las letras, y como la mujer "usa" su poder magnetico de seduccion! esto ya no tiene secreto pa used, señorita! esto te sirve tb para todo lo relacionado con el arte...sisisis! te da una creatividad, "extra" mas profunda, mayor sensibilidad hacia lo ordinario y la rutina...un encuentro con el sentido de lo efimero tb es posible, muerte y nacimiento, nacer y morir constantemente...estarás buceando por las aguas profundas de la muerte simbólica? ...bueno te dejo con esa pregunta, y cualquier duda me consultas, ok???

Julieta dijo...

Y los vientos son distintos, nena, y muchas veces no sabemos que hacer, pero quizás, en vez de enterrarnos, solo debamos dejarnos tirados por ahí, al sol, hasta que decante el tiempo por si solo.
beso!